EL REFUGIO

APARIV está en la montaña en la zona Rincón de la Victoria en plena Axarquía. Es una zona preciosa de senderismo y alejada del casco urbano y el ruido, donde los animales disponen de la naturaleza en estado puro y donde a diario, salen a correr y jugar.

El refugio consta de 6.000 mts completamente vallados y acondicionados como Protectora. Tiene 14 habitaciones de entre 20 a 40 mts cada una + 2 de cuarentena.  Poseemos almacén y doble puerta de seguridad, además de fosa séptica y una gran zona de campo - "el patio"-  para que los animales puedan correr todos los días.

Las jaulas se limpian a diario en turnos de mañana (de 10:00 a 14:00) pero nos encantaría tener más voluntarios para hacer turnos de tarde y poder dedicar ese tiempo para el ocio y la educación de los perros. Actualmente APARIV tiene 20 voluntarios. Pueden parecer muchos pero no lo son para la cantidad de trabajos que necesita un buen cuidado de los animales y su entorno.

En APARIV buscamos casa definitiva para todos los animales que podemos.

En 2014 conseguimos encontrar casa a 126 animales.

Sin embargo, hay perritos que nadie quiere y llevan muchos años viviendo con nosotros. Les llamamos los "invisibles". Ellos son viejos, tienen alguna enfermedad, están cojos o ciegos… Pero no siempre fueron así. Simplemente nadie se fijó nunca en ellos y no han salido jamás del Refugio. Sus adopciones son las que nos hacen más felices y a veces ocurre el milagro de que una familia les cambie la vida.

Mucha gente nos pregunta por qué no podemos acoger a un perro nuevo cuando nos lo trae o nos llama para recogerlo. Cada día recibimos al menos una llamada. Eso significa como mínimo 365 llamadas al año. Las historias son siempre similares: "un perro solo por la carretera, un perro vagando por la calle en los huesos, una madre con cachorros en el campo, una familia que se muda de casa y no puede llevarse al perro…". En un mundo perfecto nos quedaríamos con todos. Pero nuestros recursos, aunque parece que tenemos mucho espacio, son limitados.

La comida, las vacunas, las operaciones, las desparasitaciones, el agua, las medicinas… todo eso cuesta mucho dinero, dinero que desgraciadamente no tenemos y tenemos que dividir entre los que ya viven allí.

Cada vez que conseguimos una adopción o una acogida dejamos sitio para otro perrito nuevo, por lo cual es esencial encontrar buenas familias.

Nuestra obligación es cuidar de los que tenemos lo mejor posible, y con nuestros perros podemos mantener el orden y un entorno adecuado para que sean sociables y educados cuando se adopten. No todos los perros pueden vivir juntos, hay que buscar el compañero idóneo para cada uno, no mezclar los pequeños con los grandes, no meter machos alfa juntos… gracias a que mantenemos un orden podemos tener un gran Refugio. 

Y además tenemos otro problema. Más del 50% de los perros del refugio son podencos y casi la totalidad son de raza mixta. Desgraciadamente para mucha gente no son tan bonitos como un caniche, un golden retriever o un husky, sin embargo para nosotros son perros únicos, porque no hay otro igual en el mundo.

Las necesidades más urgentes que tenemos ahora son llevar luz y agua potable al Refugio. Ahora mismo tenemos depósitos de agua y un generador de gasolina y nuestro sueño es poder tener agua corriente y luz eléctrica para abastecernos y que los perritos tengan más comodidades.  

Si quieres ser voluntario escríbenos aquí info@apariv.com