Atrás

Un mes de Suerte

Hoy ha sido un día especial en La Protectora. Tras más de 1 mes de acogida necesaria y urgente, Suerte se ha reencontrado con sus hermanos.

Suerte con sus hermanos

La historia comienza a finales de Octubre, cuando una familia de turistas alemanes nos trajeron al refugio a una hembra de pastor alemán, Asta, junto con sus 7 cachorros de apenas 2 semanas. Algún desaprensivo había abandonado a la recién parida y a sus pequeños. 

Los 7 hermanos la perseguían por todo el refugio intentando alimentarse y ella prefería renunciar a su comida en pro de su prole. La pobre Asta no daba abasto.

Poco a poco (o mucho a mucho) los cachorros fueron creciendo. La hembra, Bimba, salió en adopción, el resto tuvo que seguir esperando en el refugio. Y comenzaron las lluvias, y el frío... 

Un domingo de Diciembre, aparecieron 2 de los pequeños muertos. El disgusto fué monumental. Nunca, en toda la historia de APARiV había ocurrido algo similar. Sufrimos un brote de parvovirus y los pequeños no pudieron soportarlo. Rápidamente, las voluntarias llevaron a los otros 4 a SOS Animal y allí pudieron salvarles la vida. A pesar de las fechas (era la semana de Navidad) y de que estuvimos varios días buscando una acogida responsable para ellos, no se ofreció nadie. ¿Quién puede acoger a unos perros que traen un virus peligroso? Necesitábamos una casa sin perros o donde pudieran estar separados del resto. 

Suerte al salir del hospitalVivos de milagro

Así pues, tras unos días en el hospital superando no sólo el parvovirus, sino también el moquillo, salieron. Tres de ellos (Lobo, Bolo y Póker) se fueron con nuestra presidenta. El que peor estaba, Suerte, además traía un poco de neumonía. La verdad es que las perspectivas no eran muy buenas, pero a última hora (y gracias a Eva) encontramos una familia fabulosa que se ofreció a cuidar de él.  Además, desde Alemania, un donante se ofreció a hacerse cargo de los gastos de hospitalización de los pequeños. ¡La Navidad había vuelto!

Cuando me lo bajaron, me pareció que quizá no saliera adelante, pero aunque tenía una leve tos, al llegar a mi casa salió a reconocer el terreno. Más tarde lo llevé a su casa de acogida y el perro en seguida se soltó con sus nuevos "papis" Pieter y Carmen. 

Suerte en casa

Sus padres de acogida no dejaban de darnos buenas noticias. Se le había retirado la tos y el perro no dejaba de correr, jugar y disfrutar de la vida que había recuperado. Recuerdo una tarde que fuí a llevarles comida a su casa y aluciné con el cariño que el perro le había cogido a Carmen. Estaba como loco con ella, iba y venía donde ella fuera. Le dejé un hueso para que estuviera entretenido y con el hueso en la boca, continuaba siguiéndola :) Precioso.

En su nueva casa disfrutaba de mucha atención, comida, juego,  calorcito y sobre todo, cariño para poder recuperarse. Y la vida fué abriéndose camino.

Hoy, tras algo más de 1 mes en esa casa llena de amor, el perrito ha vuelto a reencontrarse con sus hermanos. De momento están en otra casa de acogida, donde pueden estar los 4 juntos, pero pronto, si no sale una adopción, tendrán que subir al refugio donde murieron sus hermanos. Ojalá alguien se de cuenta pronto de lo hermosos que son estos 4 hermanos y de la gran Suerte que han tenido todos.

Os dejo unas fotos de esta misma mañana:

PókerBoloLobo

Suerte
 

 

 

 

 

 

Anterior
Comentarios
URL de Trackback:

Paco APARIV
Mensajes: 11
Estrellas: 2
Fecha: 20/12/17
Chus APARIV
Mensajes: 3
Estrellas: 2
Fecha: 5/12/15
Mar APARiV
Mensajes: 1
Estrellas: 1
Fecha: 9/02/15
Ximena APARIV
Mensajes: 2
Estrellas: 1
Fecha: 5/02/15