Atrás

Nina, un rescate complicado

Este pasado domingo, entró en el refugio una nueva perra, Arena, a la que costó mucho rescatar. Gracias a la constancia de Martina, fué posible, y esto me ha hecho acordarme de otra heroína (Nina) que nos trajo a nuestra galga, Nina, por eso le pusimos su nombre. Os ruego que me disculpéis si durante el relato repito mucho la palabra Nina :) Seguro que se diferencia bien cuándo hablo de la perra y cuándo de la persona ;-)

Nina al solecitoUn buen día, nuestra Nina aparareció por el lugar de trabajo de Nina, en Sanlúcar La Mayor (Sevilla). Llegó y se desplomó, literalmente, se derrumbó sobre la hierba, extenuada. Una vecina le sacó agua y comida, y la perra, agradecida, se quedó por la zona. Todos los días la perra se acercaba a comer y beber, incluso se acercaba a jugar con los perros de los vecinos. Así estuvo durante unas seis semanas.

Al poco, apareció Uma, una podenca que también venía agotada y desorientada. También le sacaron agua y comida y se quedó por la zona. Las perras empezaron a sentirse cómodas, jugaban entre ellas, incluso sólas con un palo... habían recuperado la vida. Nina, al salir del trabajo, les llevaba latas de comida e intentaba revisar que no tuvieran heridas. Pero ni Uma ni Nina dejaban que nadie se acercase a menos de 1 metro, eran terriblemente desconfiadas (a saber qué les habrían hecho otros "humanos"). 

Nina buscó un refugio para las perras desesperadamente, pero todas las protectoras le decían lo mismo "no tenemos sitio para más perros". Y además, ¡una podenca! ¿quién quiere un podenco en estos tiempos de abandono? Os aseguro que en APARiV tenemos muchísimos y no dejan de entrar. ¡Malditos cazadores irresponsables! Menos mal que cada vez hay más conciencia sobre ello, como se demostró en la manifestación de hace unos días en Málaga (Mar nos lo contaba aquí). 

Tras varios intentos sin éxito, Nina habló con Eva, una gran persona y amiga, y ella me preguntó por un hueco a alguna de las 2 perras, ya que Nina tiene otros 3 en su casa. Tras hablar con Lola, decidimos acoger al menos a la galga. Encontrado un refugio, Nina se puso en contacto con un "rescatador de perros" que pudo atrapar a las perras con una trampa, aunque costó unos cuántos días. Luego la llevó al veterinario y comprobamos que la perra estaba en buenas condiciones.

Selfie a 3 Finalmente, se puso en marcha desde Sevilla un lluvioso domingo a las 7 de la mañana para traernos a la perra hasta el Rincón de la Victoria (Málaga). Decidimos ponerle Nina en honor a su salvadora. Además, Nina hizo un generoso donativo a APARiV por acogerla. Subimos a la perra hasta el refugio, al principio parecía asustada, pero rápidamente hizo notar que estaba cómoda. Devoró su comida y nos miraba con cara de agradecimiento.

Desde entonces, cada vez que subimos al refugio, nos recibe buscando caricias, con esa mirada tan quieta, tan tímida y silenciosa. A Nina le encanta ponerse al sol y que le rasquen el lomo, la barriga o las orejas. Es muy mimosa y una perra preciosa que busca adopción responsable. Anímate y pregunta por Nina aquí

Nina ya se deja acariciar

Por cierto, Uma sigue buscando una casa. Si quieres a Uma, síguela en Facebook

Comentarios
URL de Trackback:

No hay ningún comentario aún. Sea usted el primero.
Paco APARIV
Mensajes: 11
Estrellas: 2
Fecha: 20/12/17
Chus APARIV
Mensajes: 3
Estrellas: 2
Fecha: 5/12/15
Mar APARiV
Mensajes: 1
Estrellas: 1
Fecha: 9/02/15
Ximena APARIV
Mensajes: 2
Estrellas: 1
Fecha: 5/02/15