Atrás

Final feliz para Fizzy! (ahora Lucky)

No sabemos muy bien por qué, y cuanto más tiempo pasa lo entendemos menos, pero a la pequeña Fizzy la abandonaron a su suerte junto con la pequeña Tara. Llegaron al refugio en brazos de un hombre que casi las atropella con su coche. Con el pelo sucio y lleno de nudos, y por supuesto, sin chip ni nadie que reclamase su pérdida.

Se integraron rápidamente en el refugio, y como cachorritas que son hicieron muchos amigos peludos y humanos. Fizzy demostró ser una perrita juguetona y saltarina, muy simpática, estábamos todos encantados con ella. Pero pasaron varios días, entre ellos un día muy lluvioso donde Fizzy se mojó mucho, y al día siguiente la pequeña empezó a dejar de comer. Llegó el domingo, y los voluntarios de Apariv se dieron cuenta de que algo no iba bien porque no salía de su camita y estaba muy triste. 

 

Esa misma tarde los padres de Ximena, una voluntaria de Apariv, se ofrecieron como casa de acogida, no podía quedarse en el refugio estando así! No quería comer, y vomitaba mucho. Al día siguiente la llevamos al veterinario. Todos nos lo olíamos, pero nadie quería decirlo, efectivamente, la pequeña Fizzy dio positivo en Parvovirus.

Se quedó ingresada un día en el Hospital con suero. Al día siguiente volvió a su casa de acogida, donde su mama le tenía que obligar a beber un jarabe para ponerse buena. Fueron cuatro días horribles, Fizzy no quería comer, y aunque le habían dado inyecciones para no vomitar, ella seguía haciéndolo… Todos temíamos por ella, sabíamos que con 6 meses era muy difícil superar esa enfermedad, ¿Habríamos llegado a tiempo para salvarla? 

 

Al quinto día, sus papis de acogida tuvieron una idea, ¿Y si probamos a darle algo más jugoso y sabroso que le abra el apetito? Bendito salmón! Fizzy se levantó y comenzó a comerlo como si llevase meses sin probar bocado. Poco a poco, empezó a levantar cabeza y se recuperó, fue un milagro! Empezó a ser la perrita saltarina y juguetona que es, y a mostrar todo su cariño a sus papis de acogida, que le salvaron la vida. 

Llegó el día de volver al refugio… Fizzy ya estaba bien como para volver allí, pero… ¿Quién podría devolver a ese peluchito al que le has salvado la vida que se pasa el día dándote lametones de agradecimiento? Sus padres de acogida dieron la gran noticia al refugio, Fizzy iba a formar parte de su familia, ¡no podían dejar escapar la oportunidad de tener lametones de buenos días todas las mañanas!


Ahora Fizzy es feliz en su nuevo hogar, y sus papis decidieron llamarla Lucky, por la suerte que tuvo de salir adelante. Ahora le espera una vida llena de paseos por el campo, tardes de siesta en el sofá, y muchos mimos de sus papis de acogida!


Aunque a veces Lucky sueña con su amiga Tara, a la que abandonaron con ella, y se pregunta cuándo podrá ella vivir en una casa calentita como ella… Te animas a adoptar a Tara? Ella promete recompensártelo también con muchos lametones!!

Comentarios
URL de Trackback:

No hay ningún comentario aún. Sea usted el primero.
Paco APARIV
Mensajes: 11
Estrellas: 2
Fecha: 20/12/17
Chus APARIV
Mensajes: 3
Estrellas: 2
Fecha: 5/12/15
Mar APARiV
Mensajes: 1
Estrellas: 1
Fecha: 9/02/15
Ximena APARIV
Mensajes: 2
Estrellas: 1
Fecha: 5/02/15