Atrás

Cómo ayudar a un perro adoptado en su adaptación

cuando un perro es adoptado, su rutina cambia por completoCuando adoptamos un perro de un refugio, tenemos que tener en cuenta varias cosas. En primer lugar, va a cambiar completamente su rutina, su vivienda, sus compañías,... esto puede generar mucho estrés en el animal y si no sabemos llevarlo con mucha paciencia, es posible que genere un problema de convivencia que acabe con el perro de nuevo en el refugio, o peor, de nuevo abandonado.

Para evitarlo, os podemos brindar algunos consejos que nuestra experiencia han demostrado eficaces. Aunque siempre recomendamos ayuda profesional si llegado el caso es necesaria, buscad alguien especializado en etología veterinaria que os pueda ayudar. Merece la pena. Por eso debéis tener claro que si es necesario, tendréis que pagar unos servicios profesionales y que estáis dispuestos a ello.

Prepárale la camauna buena cama facilitará las cosas

Un lugar cómodo con mantas limpias adecuado a su tamaño. Mejor pasarnos de grande que de pequeña. Indícale también dónde puede encontrar agua en todo momento para que pueda beber. El estrés del primer día le provocará sed.

Preséntale la casa

La nariz es su forma de conocer Recorre con él cada rincón de su nuevo hogar, dejándole tiempo para que huela y se acostumbre al nuevo lugar, ayudándole con estímulos que pueda relacionar como una caricia cuando esté en su cama o hablarle mientras descubre sitios interesantes. También conviene indicarle mediante una órden o gesto que la cocina, especialmente la basura, no es un lugar donde deba estar. No son pocos los casos de perros que sufren accidentes por comer restos de comida como huesos de pollo u otros que puedan ser tóxicos como chocolate.

Preséntale a sus nuevos compañeros

Todos los miembros de la familia, especialmente si son cuadrúpedos, han de ser presentados al nuevo miembro de forma tranquila y permitiendo que se tome su tiempo. Siempre reforzando la confianza y si es posible, con una caricia o palabra amable que le facilite la situación.

Enséñale una rutina establela rutina es importante

La rutina facilita la adaptación y permite que la confianza y el vínculo se forje de forma más rápida y segura. Establece pronto una rutina de sueño, paseo, comida, juego... que el perro sepa en todo momento qué va a ocurrir en determinado momento del día. Esto facilitará que esté tranquilo y relajado.

Ansiedad

Asegúrate de que muerda algo para morderTanto durante los primeros días como, posteriormente, cuando dejemos al perro sólo en casa, tenemos que enseñarle a que no esté ansioso. Esto daría para escribir mucho, pero como es probable que no lo consigamos al 100%, es mejor dejarle algo que pueda morder como un hueso de piel prensada o un juguete de plástico duro que le permita descargar sus crisis de ansiedad sin destrozar nuestros muebles. Son muy baratos y pueden evitarte muchos problemas.

 

 

Siguiente
Comentarios
URL de Trackback:

No hay ningún comentario aún. Sea usted el primero.
Paco APARIV
Mensajes: 11
Estrellas: 2
Fecha: 20/12/17
Chus APARIV
Mensajes: 3
Estrellas: 2
Fecha: 5/12/15
Mar APARiV
Mensajes: 1
Estrellas: 1
Fecha: 9/02/15
Ximena APARIV
Mensajes: 2
Estrellas: 1
Fecha: 5/02/15